Autorizan suicidio asistido a una mujer víctima de abuso sexual

Doctor holding patient hand

El caso de esta mujer en Holanda es el primero en el que se aplica la eutanasia por problemas psicológicos.

Los médicos autorizan el suicidio asistido a una víctima de abuso sexual

¿Qué harías si abusan de ti sexualmente? ¿Podrías superar este trauma con los años? ¿Realmente es posible seguir con una vida normal luego de un episodio así? Si nunca hemos pasado por esto es posible ponernos en el escenario, pero realmente no sabemos cómo podríamos reaccionar.

Una mujer que sufrió abuso sexual repetido desde que tenía 5 años y hasta los 15. Diez años de tormento que han dejado su huella. Hasta el punto de que esa mujer prefirió no seguir viviendo. ¿Alguien podría juzgarla por eso? Es imposible saber que pasa por la cabeza de una persona luego de vivir un episodio semejante.

El abuso acabó, pero esa experiencia traumática y horrible hizo que la víctima sufriera múltiples secuelas. Entre ellas, trastorno por estrés post-traumático, anorexia severa, depresión crónica, alucinaciones y compulsiones que la mantenían postrada en la cama. La mujer no conseguía recuperarse de estos graves problemas, pese a llevar años y años de tratamiento intensivo. Así que ella misma pidió a sus médicos que le practicaran la eutanasia.

En Holanda el suicidio asistido es legal desde 2002, produciéndose el año pasado 5.561 muertes por eutanasia. Los especialistas fueron conscientes de que los problemas de esta mujer eran incurables y dieron el visto bueno al procedimiento.

Aunque esta historia ocurrió hace un año, es ahora cuando sale a la luz gracias a una serie de documentos revelados por la Comisión Estatal para la Eutanasia de Holanda. Su caso supone el primero en el que la eutanasia se aplica a una persona no por problemas físicos, sino de tipo psicológico.

Lo que este caso abrió fue un debate, porque si bien muchas personas apoyaron el hecho, muchas otras se mostraron horrorizadas y en contra. Las críticas vinieron, sobretodo, de las personas religiosas que sustentaron que la muerte solo debería llegar de la “mano de Dios”. Pero realmente ¿alguien puede juzgar a una persona que ha pasado por esto o su familia por apoyarla?

¿Tú qué opinas?