Algunas cosas que estropean tu pelo y ni siquiera te has enterado

Aunque gastes cantidades ingentes de dinero en productos para cuidar el cabello, existen unas normas básicas que, si no cumples, evitarán que tu pelo luzca sano y natural. Te contamos las cinco reglas fundamentales.

1. Evita las dietas restrictivas. Si sometes al organismo a una hambruna, su reacción será almacenar energía, la tomará de donde la encuentre. Uno de los síntomas de la anorexia es la pérdida severa del cabello. El pelo necesita proteínas para lucir sano y fuerte. Si no la tiene, su aspecto será débil y quebradizo.

2. Olvida las duchas muy calientes. El agua muy caliente deshidrata las hebras del cabello, las deja sin brillo y fuerza. Aunque no laves el cabello a diario el vapor del agua caliente es suficiente para resecar el cabello y alterar la producción de grasa del cuero cabelludo.

3. No te recojas el pelo con coletas muy tirantes. La tensión excesiva, parte los folículos capilares. Esto puede ocasionar alopecia o impedir el crecimiento normal del cabello.

4. Procura no manipular el pelo mojado. Cuando está saturado de agua es el momento más débil del pelo porque la cutícula que lo protege no está en condiciones de ejercer su función. Cepillarlo o peinarlo con fuerza, incluso secarlo con la toalla de un modo agresivo pueden acabar dañándolo. Tampoco debes usar las planchas o stylers para modelar o moldear el pelo cuando lo tienes mojado, pues eso lo quema y castiga en exceso.

5. Ni se te ocurra tomar el sol sin protección. El cabello siempre está más expuesto incluso que la piel, y esto le hace perder fuerza y elasticidad. Una exposición prolongada al sol provoca que se debilite su cutícula y que el pelo se rompa con facilidad. Cuidado con los sobreros, a veces son el tiro de gracia.

Yo, que creí saber tanto al respecto a las relaciones amorosas, últimamente, sin querer y
Diferencias entre las mujeres inmaduras y las mujeres maduras Al parecer, existen más mujeres inmaduras
Cada vez es más común observar familias que comen juntas al lado de una gran
Una mañana, el marido vuelve a su cabaña después de varias horas de pesca y
Todos ansiamos ser felices, pero lo cierto es que la mayor parte de las cosas