Un milagro de la ciencia, madre “abraza a su hijo fallecido” luego de un año

Su hijo falleció en un accidente y fue desconectado del respirador artificial luego de un par de semanas, pero su madre tuvo la oportunidad de verlo una ve más, años más tarde.

La ciencia hizo posible lo imposible, que una madre volviera a ver el rostro de su hijo y que pudiera abrazarlo luego de su muerte.

En el video grabado por ABC News la mamá emocionada abrazó al hombre que recibió el trasplante del rostro de su hijo llamándolo Michael (el nombre de su hijo).

La madre explicó que ella nunca en donar el rostro de su hijo a un bombero que perdió su rostro completamente durante un incendio.

Según lo reportado por el Daily Mail, la mujer miró a Patrick (el receptor del trasplante) y le dijo: “Eres hermoso. ¿Cómo te sientes?

Él le dijo que se sentía bien y que aún tenía la misma marca de sarampión en la frente que Michael había sufrido.

Hardison, recibió 71 cirugías en un año luego de perder su rostro y le dijo a la mamá de Michael que no le molestaba que le mirara el rostro de cerca, que él estaba acostumbrado.

La muerte de Michael también sirvió para salvar la vida de un niño de 10 años, quien recibió uno de los riñones y a un joven de 17 años quien fue el receptor del otro riñón del donante.

“Te amo y tú ni me conoces”

La madre de Michael ama a cada uno de los receptores de alguna parte de su hijo.

Ella no tiene a su hijo, pero tiene partes de él que le salvaron la vida a otras personas

9610852423

Hardison al salir del hospital antes del trasplante le causó miedo a sus hijos, y pasó por un divorcio luego de diez años de casados. Él es ahora la única persona que no ha rechazado un trasplante de rostro luego de un año. Y aunque sólo tenía un 50% de posibilidades de sobrevivir la operación, quiso tener la oportunidad de tener nuevamente un rostro para volver a ser visto como alguien normal para sus hijos.

La ciencia puede ser la herramienta de un milagro, pero estos no podrían ser posibles si no existieran corazones como los de la madre de Michael, con el suficiente amor y comprensión para salvar otras vidas a pesar de haber perdido la del ser que más amaba.