Formas científicas de alargar tu vida

Una razón más para hacer ejercicio es la que acaba de ser publicada en la revista Muy interesante. Hasta ahora los más fervientes motivadores para ejercitarnos han sido nuestra salud y nuestra autoimagen, pero según un estudio de la Universidad de Gotemburgo, en Suecia, nuestra esperanza de vida también está determinada por la actividad física que realizamos.

No es el tiempo en el gimnasio, sino qué tan activos somos. Las horas que pasamos en un sillón versus las horas que nos movemos. Somos músculos en casi un 40 por ciento. Nuestro corazón es un músculo, nuestro sistema digestivo depende del sistema muscular, la energía de nuestro cuerpo se almacena en nuestros músculos; sin ellos no hay nosotros.

Lee 6 cosas que le suceden a tu cuerpo si dejas de comer carne
De allí que no sea tan descabellado que nuestra condición física tenga relación directa con qué tan larga sea nuestra vida. No es la primera vez que toco el tema, pero antes me he dejado llevar por la moda de hablar de nuestro peso y los beneficios estéticos; ahora quiero motivarte a renunciar a la vida sedentaria para agregar años de calidad a tu existencia.

Razones para moverte más

1. Aumentar nuestra capacidad respiratoria

Los pulmones y el corazón trabajan de la mano cuando nos ejercitamos. Los pulmones se encargan de llevar oxígeno al cuerpo y de desechar el dióxido de carbono lo cual permite que los músculos se oxigenen para mantener el movimiento.

2. Nuestra sangre circula más y mejor

Por consiguiente las enfermedades vasculares disminuyen. Las trombosis, los infartos, los derrames cerebrales, etc. son males a los que podemos darle pelea si tan solo nos movemos más.

3. Evitar que los músculos se atrofien

Unos músculos sanos permiten que nuestra postura, nuestras articulaciones, nuestro aparato motor dé lo mejor de sí y podamos disfrutar de las actividades diarias sin limitaciones.

4. Descansar mejor

Las sustancias que segrega nuestro cuerpo cuando nos movemos son las que permiten que la calidad de nuestro descanso se incremente considerablemente; así que si tienes problemas de insomnio, te aconsejo realizar actividad física.

5. Mejorar estados de ánimo

Al ejercitarnos estamos abriendo una puerta para que el estrés salga de nuestro cuerpo. Nos liberamos del peso de las preocupaciones diarias. Permitimos enfocarnos en cosas distintas de aquello que nos agobia y por consiguiente consigue relajarnos.

Bailar, caminar, andar en bici, subir y bajar escaleras, limpiar nuestra casa, pasear al perro, existen muchas maneras de activar nuestro cuerpo. No tenemos que limitarnos, ni condenarnos a cosas que no nos gusten. Una vida que no puede ser disfrutada en plenitud es una vida desperdiciada. Es mejor años llenos de vida, que una vida que solo acumula años.